Skoda Superb diésel o gasolina

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV o Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV: comparativa

 El Skoda Superb Combi es uno de los familiares con mejor relación calidad/precio. Comparamos sus versiones 2.0 TDI 190 CV y 2.0 TSI 280 CV.

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV y 2.0 TSI 280 CV: fotos

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV o Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV (fotos)

Skoda es, posiblemente, la marca que mejor ha sabido implementar en su oferta la relación calidad/precio/espacio. El Skoda Superb Combi es la punta de lanza de esta estrategia y las versiones que aquí comparamos disponen de las mecánicas más deseables y los acabados mejor equipados.

Es posible que un alto directivo de una empresa no piense en un Skoda Superb como primera opción al renovar su coche. Él (o ella) se lo pierde. Pocos vehículos van a ofrecer un espacio interior, una dinámica de conducción o un nivel de equipamiento comparable a un precio apto para muchos más bolsillos de los que cabría esperar.

Ante nosotros está el tope de la oferta mecánica y de equipamiento de la firma checa, y esto es mucho decir. Y lo tenemos con el extra de espacio de las versiones familiares, que la marca designa como Combi, con tracción total permanente y cambio automático DSG de seis velocidades en ambos casos.

Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV apoyo en curvaEl primero cuenta con un propulsor gasolina 2.0 TSI de 280 CV, el segundo, con un diésel 2.0 TDI de 190 CV; uno con acabado SportLine, el otro, Laurin & Klement; aquél en rojo, para acentuar su deportividad, el L&K en gris, más discreto.

Sus precios de partida, sin todos los aditivos que lucen, apenas se distancian en 1.000 euros, siendo el Skoda Super Combi con motor de gasolina más caro, algo que se entiende por sus 90 CV extra.

Esto obliga a pensar muy bien la decisión de la compra, pues dependiendo del uso que se le vaya a dar al vehículo, puede interesar más uno u otro, especialmente ante los anuncios de normativas sobre futuras restricciones de acceso a las ciudades de mecánicas diésel.

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV o Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV: diseño

El Skoda Superb Combi no llama la atención por su imagen, demasiado sobrio, tanto en el exterior como en el interior. Skoda tiene sus propios departamentos de ingeniería y desarrollo, aunque buena parte de la tecnología que aquí emplea la recibe de su matriz, el Grupo Volkswagen.

Así, no resulta extraño decir que este modelo comparte genética con el Volkswagen Passatdel que toma buena parte de sus componentes, comenzando por la plataforma sobre la que se asienta.

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV o Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV: interior

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV salpicaderoEl coche se alarga hasta los 4,9 metros, algo que promete mucho espacio interior, pero las cotas son difícilmente imaginables, especialmente en las plazas traseras donde pueden viajar tres personas sin restricción de talla. Y eso que cuenta con la presencia del túnel de transmisión.

Al volante uno se siente cómodo tanto por materiales empleados, como por acabados y disposición de botones. Es propio de la filosofía ‘Skoda Simply Clever’ la presencia de algunos detalles útiles para los ocupantes del habitáculo, especialmente para el conductor.

Así, sorprende encontrar un hueco para el paraguas en la puerta del conductor o que haya botones en el lateral del asiento del acompañante para moverlo sin necesidad de contorsionarse para hacerlo, aunque esto es equipamiento opcional.

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV o Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV: comportamiento

Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV maleteroAmbos disponen de cinco programas de conducción: ECO, Comfort, Normal, Sport e Individual; en este último se pueden personalizar aspectos como entrega de potencia, dirección o suspensión. No olvidemos que cuenta además, con suspensión adaptativa, lo que garantiza una mejor sensación de conducción.

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV o Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV: motores

Las grandes diferencias entre ambos las encontramos entre una mecánica gasolina y otra diésel. El de gasolina ofrece 280 CV y no se achanta al entregarlos. Tiene una excelente capacidad de repuesta al pisar el acelerador, tanto desde parado como al intentar ganar velocidad, incluso sin contar con la marcha apropiada, demostrando así una gran elasticidad ya que su par máximo lo entrega desde muy abajo.

Lo más sencillo es mantener la posición del selector del cambio en modo automático, pero en caso de querer manejarlo de forma manual dispone de unas levas tras el volante, o también puede usarse el selector de palanca para subir y bajar.

El resultado es un vehículo que no se amilana si se compara con un compacto deportivo, pues a esta disposición motora le acompaña una dirección muy directa que no pierde nunca la línea en las curvas, y una suspensión adaptativa que sabe autorregularse según el momento.

Esta disposición alegre de la conducción se nota en los consumos, aunque no tanto como cabría esperar, pues aunque homologa 7,2 l/100 km en ciclo mixto, nosotros hemos conseguido, siendo cuidadosos con el acelerador, gastos inferiores a los 8 litros. Eso sí, si se quiere pasarlo bien y disfrutar de todo lo que es capaz su mecánica, puede superar fácilmente los 11 litros a los 100 km.

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV barridoPor su parte, el diésel es un excelente rodador, no pesan los kilómetros cuando se conduce, es incluso demasiado suave en la amortiguación y llega a dar una ligera sensación de flotabilidad. La caja cambia de velocidad entre las 1.400 y las 1.500 rpm y alcanza la sexta antes de llegar a los 90 km/h. Esos 190 CV también están disponibles para enrabietarlos y dar una respuesta enérgica, pero nunca rendirán con las mismas prestaciones que en la versión gasolina, a pesar de tener 50 Nm de par en régimen similar.

Y esto se nota en los consumos pues si bien homologa sólo 5,1 l/100 km en ciclo mixto, nosotros, en nuestra prueba, hemos conseguido medias de apenas 5,5, y siempre inferiores a los 6 litros.

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV o Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV: conclusión

¿Se puede ser más completo por menos de 40.000 euros? Es posible pensar en otro coche cuando se quiera renovar un vehículo, pero tendrá un coste, al menos, un 50 % superior, y eso sin destacar especialmente por su rendimiento o construcción.

Texto: Carlos Olmo.
Fotos: Paloma Soria.

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV o Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CVvaloración

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV
Precio 5 5
Prestaciones 4 5
Comportamiento 4 4
Consumo 5 3

*5 es lo máximo, 1 lo mínimo

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CVficha técnica

Tipo de motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada 1.968 cm3
Potencia 190 CV entre 3.500 y 4.000 rpm
Par 400 Nm entre 1.750 y 3.250 rpm
Velocidad máxima 228 km/h
Aceleración 7,7 s (0 a 100 km/h)
Consumo 5,1 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 4.856 / 1.864 / 1.477 mm
Neumáticos 235 / 40 R19
Peso en vacío 1.635 kg
Maletero 660 l
Precio base 39.720 euros

 

Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV: ficha técnica

Tipo de motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado
Cilindrada 1.950 cm3
Potencia 280 CV entre 5.600 y 6.500 rpm
Par 350 Nm entre 1.700 y 5.600 rpm
Velocidad máxima 250 km/h
Aceleración 5,8 s (0 a 100 km/h)
Consumo 7,2 l/100 km (mixto)
Medidas (L/An/Al) 4.856 / 1.864 / 1.462 mm
Neumáticos 235 / 40 R19
Peso en vacío 1.635 kg
Maletero 660 l
Precio base 40.850 euros

 

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 190 CV Laurin & Klement: equipamiento

DE SERIE. Airbags (frontal, lateral y de cabeza para piloto y copiloto, de rodilla para piloto); ESC incluyendo ABS+MSR+ASR+EDS+HBA; Sistema de Navegación Columbus; Disco duro de 30GB; Pantalla táctil de 8 pulgadas; Bluetooth; retrovisores exteriores eléctricos y calefactables; Rueda de repuesto; Faros diurnos, ópticas delanteras y traseras LED; y Faros delanteros antiniebla con función Cornerlight (alumbrado lateral en el giro).

OPCIONES. Pintura metalizada Gris Business (605 euros); Ajuste manual asiento del copiloto (50 euros); llantas de aleación de 19” (925 euros); asistente de aparcamiento (615 euros); sistema de audio Infinity/Bose (445 euros) y techo “La creme de la creme” (350 euros).

Skoda Superb Combi 2.0 TSI 280 CV Sportline: equipamiento

DE SERIE. Airbags (frontal, lateral y de cabeza para piloto y copiloto, de rodilla para piloto); ESC incluyendo ABS+MSR+ASR+EDS+HBA; Sistema de Navegación Columbus; Disco duro de 30GB; Pantalla táctil de 8 pulgadas; Bluetooth; Llantas de aleación de 18 pulgadas; retrovisores exteriores eléctricos y calefactables; Rueda de repuesto; Faros diurnos, ópticas delanteras y traseras en tecnología LED; y Faros delanteros antiniebla con función Cornerlight (alumbrado lateral en el giro).

OPCIONES. Pintura metalizada Rojo Passione  (450 euros); cristales tintados  (180 euros); pantalla TFT a color de 7” (440 euros); pinzas de freno rojas (150 euros); sistema de audio Beats (400 euros); sensor de aparcamiento trasero (350 euros); carcasa de retrovisores en color (100 euros).

por Antonio Corral cosasdecoches

 

Sin comentarios por ahora.

Deja un comentario

Debe Ingresar para publicar comentarios.

UA-108467063-1